A todas aquellas personas que: 

  • Han creído estar enfermas de algo físico, y a veces grave, y el médico les ha dicho que es ansiedad. Especialmente si has ido a varios médicos porque no te bastaba con un solo criterio.
  • Revisan una y otra vez su cuerpo a ver qué está pasando y se preocupan por cosas que aparentemente son tan insignificantes que da un poco de vergüenza decirlas en voz alta. 
  • Las que han sentido que se morían de forma inminente y sin poder hacer nada al respecto y ha acabado siendo lo que mis libros de texto llaman un ataque de pánico. 
  • Han vivido con terror la posibilidad de tener una enfermedad mental grave. 

Si tú eres una de estas personas aquí hay un hueco para ti, somos muchas más de las que creía y por eso he decidido crear un espacio en el que refugiarnos, reírnos cuando nos sea posible, compartir experiencias y mejorar nuestra calidad de vida gracias a información lo más realista, honesta y comprobada posible. 

Sentirse bien es compatible con tener ansiedad, pero no como nos lo han vendido, no perfecto y sin un ápice de ansiedad. Con momentos de ansiedad que no dominan tu vida más tiempo del necesario y momentos de no ansiedad. 

Para quién no es este blog

No es para ti si sientes ansiedad ocasionalmente y/o en épocas de estrés. Puedes encontrar ideas o herramientas que te sirvan en esos momentos y por supuesto serás bienvenida o bienvenido, pero es posible que no te sientas identificada-o con lo que te contaré. 

¿Quién soy yo y por qué hago esto?

Un día cuando tenía 16 años, tras lo que yo viví como un episodio de muerte inminente, me metí en la cama pensando que tenía algún tipo de enfermedad terminal a pesar de que el médico decía que era ansiedad. Ninguna de las personas que me rodeaban ni yo entendíamos que estaba pasando. Durante mucho tiempo pensé que era la única persona en el mundo que se sentía así. Incluso me avergonzaba tener un ataque de pánico en público y disimulaba mi malestar o me iba sin explicación alguna de los sitios en cuanto algún síntoma físico me asustaba. Durante aquella época, incluso ahora que la ansiedad ya no domina mi vida completamente, me ayudó sentir que no era la única, que no estaba sola y que podía reírme de mi ansiedad y restarle importancia con personas que se sienten o se han sentido como yo.

Acerca de

Esta soy yo en un pico alicantino (hubo una época en la que no me habría atrevido ni a empezar a subirlo).

Me llamo Ester, resido en Valencia (España) y nací en 1991. Cuando no escribo me dedico a trabajar en una residencia como auxiliar de enfermería y a estudiar el Grado de Psicología del que ya me queda bien poquito para acabar. Descubrí mi pasión por la psicología gracias a la ansiedad, para que veas que no solo me ha traído disgustos. Mi misión en la vida es dejar un mundo un poquito mejor del que me encontré cuando llegué.

Mi plan para el arte de ser imperfecta

Me gustaría compartir toda la información que he ido acumulando tanto en la carrera como de las numerosas terapias por las que he pasado, contarte anécdotas de cómo la he ido aplicando e inspirarte con historias de personas que han aprendido a convivir con la ansiedad y han logrado vidas dignas de admirar.  

Si te interesa el tema puedes suscribirte, además de mandarte el contenido que va saliendo, te iré explicando en lo que ando antes de que salga, propondré retos para superar miedos y así sentirme menos sola cuando intente avanzar en algo. También te pediré opinión por si te apetece ayudarme a decidir algunos contenidos, retos, experiencias, etc. en un mundo de posibilidades infinitas como es internet. 

¿Te gusta El arte de ser imperfecta? Suscríbete aquí y recibirás una newsletter personalizada con todas las novedades, privilegios y avances de El arte de ser imperfecta.

¡Nos vemos dentro!

 

*No olvides revisar tu lista de correos no desados para confirmar tu suscripción.